4 estiramientos diarios para un cuerpo sano

No importa la edad que tenga o lo que haga para ganarse la vida, todos somos parte de una sociedad que pasa demasiado tiempo sentada.

Las siguientes poses tienen como objetivo mantener sano tu cuerpo como contrapeso a todo el tiempo que pasamos en un estado sedentario. Tenga en cuenta que más no es necesariamente mejor, y trate de encontrar un estiramiento suave en el que pueda respirar. ¡Felices estiramientos!

Figura 4 Estiramiento de cadera

Esta postura es una forma accesible de liberar la parte posterior de la cadera y reducir la presión sobre el nervio ciático, lo cual es ideal para atletas, así como para aquellos que pasan la mayor parte del día sentados.

Acuéstese boca arriba con ambos pies en el suelo, luego coloque el tobillo derecho sobre el muslo izquierdo justo por encima de la rodilla. Si sientes un estiramiento aquí, quédate. De lo contrario, tire de las piernas hacia el torso y agárrese detrás del tendón de la corva izquierdo o alrededor de la espinilla izquierda. Quédese aquí durante uno o dos minutos, apoyando la cabeza y la espalda en el suelo mientras respira profundamente.

Estiramiento de los isquiotibiales y relajación de la espalda

Los isquiotibiales son notoriamente tensos, especialmente para aquellos que se sientan mucho. Lo maravilloso de esta postura es que estira los isquiotibiales y reduce la presión en la espalda.

Acuéstese boca arriba y doble una rodilla hacia el pecho. Comience a estirar la pierna hasta que sienta un ligero estiramiento en la parte posterior de la pierna. Tome un lugar detrás de su muslo o pantorrilla donde pueda relajarse apoyando la cabeza y la espalda en el piso. Quédate un minuto a cada lado.

Estiramiento anterior de cadera

Liberar la parte delantera de la cadera puede ser una excelente manera de prevenir problemas de espalda y cadera.

Para este estiramiento, necesitará una toalla de baño grande enrollada con fuerza hasta aproximadamente tres o cuatro pulgadas de diámetro. Acuéstese boca arriba y coloque los pies en el suelo, luego levante las caderas para colocar la toalla enrollada debajo del sacro (el hueso en la parte posterior de la pelvis, en la parte inferior de la columna vertebral). Aprieta una rodilla hacia tu pecho y estira la otra pierna en el piso. Relájese y quédese un minuto o dos a cada lado.

Este artículo apareció originalmente en la edición de noviembre / diciembre de 2019 de la revista LadiesBelle I / O.

En relación :  Tácticas modernas de networking para el estudiante
Moyens Staff
El personal de Moyens I/O lo ha motivado, brindándole consejos sobre tecnología, desarrollo personal, estilo de vida y estrategias que lo ayudarán.