5 errores que nunca debe cometer si es propietario de un automóvil por primera vez

Como propietario de un automóvil por primera vez, tener una buena comprensión del mantenimiento del automóvil es esencial para la vida útil del vehículo. Un vehículo bien mantenido tendrá menos problemas y costará menos a la larga. Además, ayudará con el valor de reventa si el vehículo se mantiene adecuadamente. Por esta razón, es una buena idea llevar un buen registro de cualquier mantenimiento realizado al vehículo.

Afortunadamente, el cuidado del automóvil puede ser fácil incluso si no eres mecánico. Saber qué evitar es tan importante como saber cómo arreglar algo que se descompone en su automóvil. Aquí hay cinco errores que debe evitar como propietario de un automóvil nuevo.

1. No se demore con el mantenimiento programado como propietario de un automóvil por primera vez

Consumer Reports tiene algunos consejos para el mantenimiento de vehículos. La mayoría de los vehículos vienen con un programa recomendado de servicios de mantenimiento. Por ejemplo, querrá rotar sus llantas después de una cantidad específica de millas o cambiar su aceite después de una cantidad diferente de millas.

Este es un plan proactivo para mantener su automóvil funcionando correctamente y no debe retrasarse. Si no cambia su aceite en los intervalos recomendados, por ejemplo, corre el riesgo de dañar permanentemente su motor, lo que puede acortar la vida útil general de su vehículo.

2. No olvides controlar la presión de tus neumáticos

https://www.youtube.com/watch?v=GaKKSFesAdI» src=» frameborder=»0″ allow=»acelerómetro; reproducción automática; escritura del portapapeles; medios cifrados; giroscopio; imagen en imagen» allowfullscreen>

Sus llantas lo mantienen a usted y a su automóvil en contacto con la carretera, por lo que es crucial que reciban un buen mantenimiento. La mayoría de los autos nuevos vienen con un sensor de presión de las llantas que lo alertará si una de las llantas está desinflada, pero no confíe en eso. Los sensores pueden fallar y lo hacen, por lo que es mejor revisarlos manualmente de vez en cuando.

Los neumáticos desinflados o demasiado inflados pueden causar un desgaste excesivo de los neumáticos y se desgastarán más rápido. En condiciones adversas de la carretera, esto también podría afectar el manejo de su vehículo y provocar un accidente.

En relación :  ¿El Cardo Packtalk Edge agudizará la comunicación de los cascos de motocicleta?

3. No ignore olores, ruidos o fugas

» src=» frameborder=»0″ allow=»acelerómetro; reproducción automática; escritura del portapapeles; medios cifrados; giroscopio; imagen en imagen» allowfullscreen>

Si nota un olor o ruido inusual, trate de determinar la causa. Tampoco querrá ignorar las fugas, ya que esto puede provocar fallas significativas, como problemas en el motor y la transmisión. Estas reparaciones pueden volverse costosas rápidamente. Sin líquido, esos componentes fallarán rápidamente.

Los cinturones desgastados o una fuga no detectada pueden generar ruidos u olores extraños. Además, si escucha un ligero chirrido proveniente de sus llantas al frenar, esto es una indicación de que es hora de revisar sus frenos.

4. No esperes a que tu auto se averíe para encontrar un mecánico

» src=» frameborder=»0″ allow=»acelerómetro; reproducción automática; escritura del portapapeles; medios cifrados; giroscopio; imagen en imagen» allowfullscreen>

Es una buena idea tener una relación establecida con un mecánico antes de comenzar a tener problemas. Los concesionarios suelen ser las mejores opciones porque los mecánicos tienen experiencia y herramientas especializadas específicas para su automóvil. Sin embargo, los mecánicos locales a menudo tendrán tarifas de mano de obra más bajas.

5. No ignore el manual del propietario como propietario de un automóvil por primera vez

» src=» frameborder=»0″ allow=»acelerómetro; reproducción automática; escritura del portapapeles; medios cifrados; giroscopio; imagen en imagen» allowfullscreen>

El manual del propietario de su vehículo incluirá información como los programas de mantenimiento sugeridos y el tipo de aceite y fluido de transmisión requerido para su vehículo. Al familiarizarse con el manual del propietario, sabrá dónde obtener la información que necesita cuando llegue el momento.

En cuanto al mantenimiento del vehículo, es mejor ser proactivo que reactivo. Ignorar las fugas o postergar el mantenimiento de su vehículo puede ser un error costoso. Usted puede hacer muchos de los elementos que se pueden reemplazar o reparar en su automóvil en su camino de entrada, como cambiar los limpiaparabrisas o verificar la presión del aceite y las llantas. Para trabajos más grandes, como cambiar correas de distribución o frenos, es mejor dejar esas tareas a los profesionales.

RELACIONADO: Prolongue la vida útil de su automóvil con servicios y mantenimiento de primer nivel